miércoles, abril 08, 2020

Fernando (20: padre e hijo, frente a frente)

Aquí están todos los capítulos presentes y futuros de esta serie. Los enlaces irán apareciendo conforme se publiquen.

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso
El juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza
Napoleón aprieta
Aranjuez
Los porqués de una revolución
C'est moi le patron
Francia apremia
La celada
El día que un vasco lloró por España delante de un rey putomierda
Bayona
Napoleón ya no se esconde
Padre e hijo, frente a frente
La carta del rey padre
La (presunta) carta de Fernando
La última etapa en la hoja de ruta de Napoleón
El 2 de mayo se cocina
Los madrileños no necesitamos que nos guarden las espaldas
De héroes, y de rocapollas
Murat se hace con todo, todo y todo
La chispa prende
Sevilla y Zaragoza
Violentos y guerrilleros
La Corte de Bayona
Las residencias del rey padre
Bailén
La "prisión" de Valençay
Dos cartas que dan bastante asco
Un ciruelo tras otro
El Tratado de Valençay
¡Vente p'a España, tío!
El rey, en España
El golpe de Estado
Recap: por qué este tío nos ha jodido

Cuando Carlos IV llegó a Bayona, Napoleón prosiguió con su estrategia, otorgándole los honores de un rey reinante e invitándole personalmente a comer. En esa comida, por cierto, pudo producirse una escena, que ha sido repetida por muchos historiadores en su relato de estos días, según la cual Carlos, al llegarse a la mesa y comprobar que no estaba prevista la presencia en la misma de Godoy (quien también se encontraba ya en Bayona), la exigió un poco con cajas destempladas, por lo que Napoleón le hizo llamar. Hay que decir que esta especie, que como digo ha sido aceptada por muchos historiadores, procede de una versión francesa, pues quien lo cuenta en estos términos es Louis-François de Bausset. Godoy lo cuenta de otra manera: según él, todo estuvo muy estudiado por el propio Napoleón, quien fue quien llamó la atención al rey español de que su valido no era de la partida y lo hizo llamar como si se hubiera dado cuenta en ese momento. Yo, la verdad, encuentro más creíble la versión del español, por ser más coherente con la que estaba intentando montar el emperador francés, en el sentido de reconstruir el viejo poder español para luego llevárselo por delante.

martes, abril 07, 2020

Fernando (19: Napoleón ya no se esconde)

Aquí están todos los capítulos presentes y futuros de esta serie. Los enlaces irán apareciendo conforme se publiquen.

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso
El juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza
Napoleón aprieta
Aranjuez
Los porqués de una revolución
C'est moi le patron
Francia apremia
La celada
El día que un vasco lloró por España delante de un rey putomierda
Bayona
Napoleón ya no se esconde
Padre e hijo, frente a frente
La carta del rey padre
La (presunta) carta de Fernando
La última etapa en la hoja de ruta de Napoleón
El 2 de mayo se cocina
Los madrileños no necesitamos que nos guarden las espaldas
De héroes, y de rocapollas
Murat se hace con todo, todo y todo
La chispa prende
Sevilla y Zaragoza
Violentos y guerrilleros
La Corte de Bayona
Las residencias del rey padre
Bailén
La "prisión" de Valençay
Dos cartas que dan bastante asco
Un ciruelo tras otro
El Tratado de Valençay
¡Vente p'a España, tío!
El rey, en España
El golpe de Estado
Recap: por qué este tío nos ha jodido


En paralelo a la entrevista entre Napoleón y Escoiquiz en el castillo de Marrac, se presentó en la residencia de Fernando, a eso de las cinco y media de la tarde, Géraud Christophe Michel Ducoc, duque de Frioul, a quien normalmente conocemos como el mariscal Duroc. Quería invitar al Borbón a tomar un refrigerio juntos. Sin embargo, la visita realmente importante fue la de Savary, quien se presentó en la residencia e informó a Fernando, fríamente, sin explicaciones ni subterfugios, de que Napoleón había decidido destronar a su dinastía de la corona de España. Puesto que sabemos que Escoiquiz, en Marrac, no fue invitado a compartir con Napoleón la mesa en la colación de la tarde; y que sabemos también que, cuando Fernando recibió la noticia de Savary no estaba en compañía de su principal asesor, debemos concluir que debió de ser cuando Napoleón se separó de Escoiquiz para ir a merendar que le comunicó a Savary su decisión final.

lunes, abril 06, 2020

Fernando (18: Bayona)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso
El juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza
Napoleón aprieta
Aranjuez
Los porqués de una revolución
C'est moi le patron
Francia apremia
La celada
El día que un vasco lloró por España delante de un rey putomierda

El día 18 regresa Savary a Vitoria con la respuesta de Napoleón, destinada pues a resolver el “estado congojoso” de nuestro monarca. Apelándolo de “hermano mío”, Napoleón no tarda mucho en su misiva en empezar a atacar: “Yo esperaba, en llegando a Madrid, inclinar a mi augusto amigo a que hiciese en sus dominios algunas reformas necesarias, y que diese alguna satisfacción a la opinión pública”. Eso sí, se muestra partidario de la separación de Godoy del poder por ser “cosa precisa para su felicidad y la de sus vasallos”.

viernes, abril 03, 2020

Fernando (17: el día que un vasco lloró por España delante de un rey putomierda)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso
El juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza
Napoleón aprieta
Aranjuez
Los porqués de una revolución
C'est moi le patron
Francia apremia
La celada

Aparentemente, ni siquiera la noticia de que Napoleón no estaba en Burgos esperándolos como inicialmente había prometido hizo sospechar a la panda de inútiles que acompañaban a Fernando (y es que la cabra tira al monte y, allí, se rodea de cabritos como ella) de que el pérfido francés les estaba preparando una celada que hasta Albert Rivera sería capaz de ver. Cevallos nos dice (a toro pasado, ojo) que hubo muchos debates en el seno del Consejo, pero que “el artificio y la perfidia luchaban contra el honor”. Una frase que, en sí misma, trae prendidas muchas de las desgracias de España en aquel momento: un rey que había sido elevado a tal condición por el pueblo, que se podría haber dicho con razón el primer rey constitucional de la Historia de España, no sentía que en la eventual respuesta a la presión de los franceses se estuviese jugando la soberanía de esa nación y ese pueblo, sino su honor. Y continúa: “las mismas benéficas intenciones que habían sacado al Rey de su Corte le arrastraron hasta Vitoria”. En otras palabras, viene a decirnos que el partido, en el que tal vez militaba el propio Fernando, tendente a defender que Napoleón era sincero en sus buenas intenciones hacia los Borbones, ganó la partida, y convenció a los demás que lo de no estar en Burgos sería algún problemilla con el GPS. Así pues, el día 13, a las cuatro de la tarde, llegaba el Borbón a Vitoria. Media hora después lo hacía Savary.

miércoles, abril 01, 2020

Fernando (15: Francia apremia)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso
El juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza
Napoleón aprieta
Aranjuez
Los porqués de una revolución
C'est moi le patron

El 23 de marzo Murat, quien como ya he dicho es para entonces el dueño total de España y de sus designios, es informado de que Godoy está siendo trasladado a Madrid, y le escribe un billete al capitán general de la plaza, Francisco Javier Negrete, sugiriéndole, en términos que más parecen los de una orden, que suspenda el traslado por la que se puede montar en la ciudad. En esa comunicación, le dice que “os hago responsable ante vuestro rey de la alteración del orden público que pueda ocurrir”. Como veis, el francés está, en ese momento, por decirlo con prosodia catalana, jugando a la puta y a la Ramoneta: tan pronto da sedal en sus actuaciones haciendo como que admite que en España hay un rey soberano, tan pronto lo niega, en los actos y en los textos.

martes, marzo 31, 2020

Fernando (14: Ici, c'est moi le patron)

El pueblo ha hablado, decantándose mayoritariamente por centrarnos en la historia de Fernando VII. Los interesados en el tema de Roberto Calvi, Michele Sindona, Paul Marcinckus y toda la pesca, que no desespere, que llegaremos (a finales de abril, si persiste el confinamiento). Así pues, no desesperemos.

--------------------------------------------


Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso
El juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza
Napoleón aprieta
Aranjuez
Los porqués de una revolución

A las dos de la tarde del día 19, los tumultos regresaron. Regresaron, por lo tanto, cuando ya se había publicado el decreto de cese de Godoy; lo que demuestra que, como he analizado en el post anterior, alguien no había quedado contento con la solución de la crisis, que reputaba de solución parcial: el objetivo eran los reyes.