viernes, mayo 22, 2020

El ahorcado de Black Friars (11: en el maco)

Estos son todos los capítulos de esta serie. Conforme se vayan publicando, irán apareciendo los correspondientes enlaces.

Los inicios de un tipo listo
Sindona
Calvi se hace grande, y Sindona pequeño
A rey muerto, rey puesto
Comienza el trile
Nunca dejes tirado a un mafioso
Las edificantes acciones del socio del Espíritu Santo
Gelli
El hombre siempre pendiente del dólar
Las listas de Arezzo
En el maco
El comodín del Vaticano
El metesaca De Benedetti
El Hundimiento
Ride like the wind
Dios aparece en la ecuación
La historia detrás de la historia

La operación que imaginó Gelli era la siguiente: Roberto Calvi haría que el Ambrosiano adquiriese el Grupo Rizzoli, tras lo cual el control de Gelli sobre el mismo sería total. Contaría entonces con un ejército que lo defendiese. Sin embargo, si hemos de creer a los íntimos de Calvi (yo, personalmente, no les creo), para entonces el banquero no tenía demasiadas ganas de hacer lo que Gelli le pidiese y, de hecho, rehuía ponerse al teléfono cuando le llamaba.

jueves, mayo 21, 2020

El ahorcado de Black Friars (10: las listas de Arezzo)

Estos son todos los capítulos de esta serie. Conforme se vayan publicando, irán apareciendo los correspondientes enlaces.

Los inicios de un tipo listo
Sindona
Calvi se hace grande, y Sindona pequeño
A rey muerto, rey puesto
Comienza el trile
Nunca dejes tirado a un mafioso
Las edificantes acciones del socio del Espíritu Santo
Gelli
El hombre siempre pendiente del dólar
Las listas de Arezzo
En el maco
El comodín del Vaticano
El metesaca De Benedetti
El Hundimiento
Ride like the wind
Dios aparece en la ecuación
La historia detrás de la historia


La investigación de los manejos del Banco Ambrosiano recibió, a finales de los años setenta, un inesperado parón de la mano de uno de los terrorismos más absurdos de entre todos los que proliferaron en Europa en aquella época: el terrorismo italiano. La organización terrorista de izquierda Primera Línea quiso elegir entre sus objetivos a uno que fuese culpable, cágate lorito, de “restaurar la credibilidad democrática y progresista del Estado”. A los ojos de los enloquecidos comunistas de Primera Línea, que alguien hiciese eso suponía blanquear al Estado fascista y, por lo tanto, había que cargárselo. El objetivo fue Emilio Alessandri, precisamente el juez milanés que llevaba el caso Ambrosiano. El 29 de enero de 1979, cinco terroristas se lo cargaron a tiros.

miércoles, mayo 20, 2020

El ahorcado de Black Friars (9: el hombre siempre pendiente del dólar)

Estos son todos los capítulos de esta serie. Conforme se vayan publicando, irán apareciendo los correspondientes enlaces.

Los inicios de un tipo listo
Sindona
Calvi se hace grande, y Sindona pequeño
A rey muerto, rey puesto
Comienza el trile
Nunca dejes tirado a un mafioso
Las edificantes acciones del socio del Espíritu Santo
Gelli
El hombre siempre pendiente del dólar
Las listas de Arezzo
En el maco
El comodín del Vaticano
El metesaca De Benedetti
El Hundimiento
Ride like the wind
Dios aparece en la ecuación
La historia detrás de la historia


No sabemos a ciencia cierta si Roberto Calvi le concedió el súper préstamo al Grupo Rizolli de buena gana o arrastrando el escroto. Probablemente, fue uno de esos favores que Gelli pedía, y que el apelado sabía que tenía que cumplir. El masón, sin embargo, supo ser generoso con el banquero de Milán y, más que probablemente, le influyó notablemente a la hora de diseñar su estrategia de expansión. Pues sólo a las ideas de Gelli, y sus contactos, puede atribuirse el hecho de que Roberto Calvi, para extrañeza de sus propios empleados, no mostrase ningún interés por expandirse por mercados internacionales como Londres o los Estados Unidos. Su extraña apuesta, que también estaba siendo la de Gelli, fue Latinoamérica.

martes, mayo 19, 2020

El ahorcado de Black Friars (8: Gelli)

Estos son todos los capítulos de esta serie. Conforme se vayan publicando, irán apareciendo los correspondientes enlaces.

Los inicios de un tipo listo
Sindona
Calvi se hace grande, y Sindona pequeño
A rey muerto, rey puesto
Comienza el trile
Nunca dejes tirado a un mafioso
Las edificantes acciones del socio del Espíritu Santo
Gelli
El hombre siempre pendiente del dólar
Las listas de Arezzo
En el maco
El comodín del Vaticano
El metesaca De Benedetti
El Hundimiento
Ride like the wind
Dios aparece en la ecuación
La historia detrás de la historia

En 1977, el Banco Ambrosiano logró ser el segundo mayor consorcio privado de Italia. Había superado a Carlo Pesenti, dueño del Instituto Bancario Italiano y de la Banca Provinciale Lombarda; y a Giovanni Auletta Armenise, presidente de la Banca Nazionale dell’Agricoltura. Estos grandes banqueros competían, pero también tenían siempre en el radar la posibilidad de hacer negocios juntos. A finales de 1979, cuando dejó de sentir el aliento del Banco de Italia en su nuca, Calvi se atrevió a proponerle a Pesenti que entrase en el consejo de administración de La Centrale. No fue el único en unirse. También se incorporaron a la holding calviana Alberto Grandi, el presidente de Bastogi, es decir el grupo de empresas que había intentado fagocitar Sindona; Giovanni Fabbri, empresario muy destacado del mundo editorial; y Luigi Lucchini, siderúrgico de Brescia y accionista de peso ya en el Ambrosiano.

lunes, mayo 18, 2020

El ahorcado de Black Friars (7: las edificantes acciones del socio del Espíritu Santo)

Estos son todos los capítulos de esta serie. Conforme se vayan publicando, irán apareciendo los correspondientes enlaces.

Los inicios de un tipo listo
Sindona
Calvi se hace grande, y Sindona pequeño
A rey muerto, rey puesto
Comienza el trile
Nunca dejes tirado a un mafioso
Las edificantes acciones del socio del Espíritu Santo
Gelli
El hombre siempre pendiente del dólar
Las listas de Arezzo
En el maco
El comodín del Vaticano
El metesaca De Benedetti
El Hundimiento
Ride like the wind
Dios aparece en la ecuación
La historia detrás de la historia

Con una enorme diferencia, la afirmación demostrada en el informe Paladino que resultaba más potencialmente devastadora para Calvi era aquélla según la cual el Banco Ambrosiano se había cagado y meado encima de la legislación italiana de control de cambios. La práctica ya descrita de la venta de acciones italianas a empresas extranjeras a precios artificialmente bajos seguida de recompra a precios de mercado (o venta a precios de mercado y recompra a precios inflados) había supuesto la exportación ilegal de unos 20 millones de dólares de la época.

viernes, mayo 15, 2020

El ahorcado de Black Friars (6: nunca dejes tirado a un mafioso)

Estos son todos los capítulos de esta serie. Conforme se vayan publicando, irán apareciendo los correspondientes enlaces.

Los inicios de un tipo listo
Sindona
Calvi se hace grande, y Sindona pequeño
A rey muerto, rey puesto
Comienza el trile
Nunca dejes tirado a un mafioso
Las edificantes acciones del socio del Espíritu Santo
Gelli
El hombre siempre pendiente del dólar
Las listas de Arezzo
En el maco
El comodín del Vaticano
El metesaca De Benedetti
El Hundimiento
Ride like the wind
Dios aparece en la ecuación
La historia detrás de la historia

El punto débil de la estrategia de Calvi era Michele Sindona. Como ya os he contado el siciliano se abrió de Italia cuando Gelli le advirtió de que se preparaba una batería de subpoenas contra él. Primeramente se fue a Taiwan porque allí no había tratado de extradición, pero pronto sus abogados lo convencieron de que lo mejor era irse a Estados Unidos y allí enfrentarse a los cargos. Sindona, pues, marchó hacia el país americano y, allí, montó a través de sus terminales toda una campaña a su favor. Se presentó a sí mismo como un financiero rabiosamente pronorteamericano que, precisamente por eso, había sido objeto de una conspiración comunista. Mientras Sindona daba conferencias por las escuelas de negocio estadounidenses sobre temas de gran altura técnica, para así ganarse una imagen de experto, Gelli recaudaba en Italia declaraciones juradas de diversos personajes públicos y privados de importancia en defensa de la honorabilidad del siciliano. Un británico que había hecho negocios en Italia con él llegó a declarar que Sindona había participado en la financiación de un golpe de Estado anticomunista en Italia; declaración que en Italia fue escandalosa pero que, en realidad, estaba diseñada para ablandar criterios en la Casa Blanca, en ese momento gobernada por los republicanos, que así se opondrían a extraditarlo si los tribunales italianos acababan pidiéndolo. Incluso Sindona contrató a un experto en la agit-prop, Luigi Cavallo, quien organizó manifestaciones ultraizquierdistas en Italia pidiendo la muerte de Sindona precisamente para demostrar esa inquina comunista contra el siciliano (un consejo: nunca os creáis todo lo que se manifiesta).

jueves, mayo 14, 2020

El ahorcado de Black Friars (5: comienza el trile)

Estos son todos los capítulos de esta serie. Conforme se vayan publicando, irán apareciendo los correspondientes enlaces.

Los inicios de un tipo listo
Sindona
Calvi se hace grande, y Sindona pequeño
A rey muerto, rey puesto
Comienza el trile
Nunca dejes tirado a un mafioso
Las edificantes acciones del socio del Espíritu Santo
Gelli
El hombre siempre pendiente del dólar
Las listas de Arezzo
En el maco
El comodín del Vaticano
El metesaca De Benedetti
El Hundimiento
Ride like the wind
Dios aparece en la ecuación
La historia detrás de la historia

Lo que también es un hecho contrastado por los testimonios de muchos colaboradores de Calvi e incluso su familia es que llegar a la cúpula del Ambrosiano intensificó la manía de Calvi por el secretismo. Roberto Calvi era una de esas personas, hay muchas en este mundo y es probable que el lector se haya encontrado con alguna, que de todo hablan en términos muy genéricos, casi nunca dicen un nombre o unos apellidos concretos, llevan siempre consigo la documentación que consideran más importante y, desde luego, tratan de dejar cuanta menor traza por escrito de sus decisiones e instrucciones, mejor. Recuerdo a un compañero que tuve en un trabajo hace muchos años que, cuando llegaba en la mañana, siempre con un poco de retraso, era recibido por nosotros con un "Buenos días, Fulano"; e invariablemente contestaba: "No entraré a ese trapo". Ese tipo de gente. Si en algo invirtió el presidente del Banco Ambrosiano, fue en medidas de contraseguridad que evitasen la instalación de micrófonos en sus despachos o el pinchado de sus teléfonos.