lunes, octubre 15, 2018

Isabel (36: Adiós al conde HORECA)

Atenta la compañía con:

Esos tocapelotas llamados presbiterianos
Thomas Cartwright
... y estos tipos nos dan lecciones de civilización
Essex en Normandía
Las cosas salen como el orto
Las cosas salen peor que el orto


Desde el momento en que los conspiradores comenzaron a largar en los interrogatorios, se hizo evidente que toda la movida había sido el resultado de un movimiento de Essex para recuperar el poder dentro de la Corte, eliminando a los enemigos que tenía dentro de ella. Sir Charles Danvers, uno de los de la partida, confesó que, un poco antes de Navidad, Essex había mostrado una obsesión bastante marcada con la idea de llegar a la reina esquivando los controles del Capitán de la Guardia, Ralegh. Todo se había maquinado en una reunión en Drury House, fuera del Strand, un lugar elegido ex profeso para no realizar encuentros en la propia casa del conde, que entonces estaba fuertemente vigilada.

miércoles, octubre 10, 2018

Constantino (5: el Edicto de Milán)

Ya hemos corrido por:

El hijo del césar de Occidente.
Augusto, o tal vez no
La conferencia de Carnutum
Puente Milvio

El amplio apoyo del Senado a un emperador que, supuestamente, estaba rompiendo con el orden establecido de forma radical, además, fue posible porque el movimiento de Constantino, el movimiento, por así decirlo, amarniano en pro del monoteísmo, en realidad no era desconocido en la Historia de Roma. Heliogábalo había hecho lo mismo en favor del culto de Baal. Asimimo Aureliano, emperador que reinó algo menos de medio siglo antes de Constantino, también promovió el culto a Sol Invictus.

lunes, octubre 08, 2018

Isabel (35: el microalzamiento)

Atenta la compañía con:

Esos tocapelotas llamados presbiterianos
Thomas Cartwright
... y estos tipos nos dan lecciones de civilización
Essex en Normandía
Las cosas salen como el orto
Las cosas salen peor que el orto


Claro que funcionó. Los sentimientos de Isabel hacia Essex eran demasiado fuertes como para provocar su caída total; ella misma estaba esperando un gesto para poder deshacerse de las obligaciones del camino que había tomado. La reina sabía, además, que en un determinado momento del proceso que se había iniciado contra Essex, el control del mismo quedaría en manos de la Star Chamber, y su propia capacidad de influir en él sería muy baja. No podía permitírselo, pues eso podría suponer que Essex fuese víctima de un proceso de caída hasta límites excesivos.

miércoles, octubre 03, 2018

Constantino (4: Puente Milvio)

Ya hemos corrido por:

El hijo del césar de Occidente.
Augusto, o tal vez no
La conferencia de Carnutum

La desaparición de Maximiano fue un hecho necesario en la vida de Constantino ya que, como acabamos de ver, el tipo era un verdadero conspirador. Constantino tenía que defender su vida frente a un tipo que, claramente, no le hacía ascos a la idea de cargárselo para heredar, por así decirlo, sus tropas. Pero aquella muerte era también un problema. Era un problema porque, ante la tibieza con que el poder de Constantino había sido recibido por Galerio, un emperador apenas dispuesto a admitir la condición cesárea, pero no augusta, de Constantino, Maximiano era, en realidad, la única oportunidad que tenía Constantino de apuntalar sus derechos dinásticos a la dignidad imperial. Años después, convertido en el único poder de Roma y con todo a favor, los pelotas de costumbre construirán la especie de que Constancio (ergo Constantino, su hijo) era descendiente directo de la rama claudia, esto es de los Borbones romanos. Pero eso, cuando menos en mi opinión, es un fenómeno posterior.

lunes, octubre 01, 2018

Isabel (34: La última entrevista)

Atenta la compañía con:

Esos tocapelotas llamados presbiterianos
Thomas Cartwright
... y estos tipos nos dan lecciones de civilización
Essex en Normandía
Las cosas salen como el orto
Las cosas salen peor que el orto
A finales de año todo el mundo tenía claro que Essex sería el elegido para ir a Irlanda. Sin embargo, todavía había que definir los términos de esa misión pero, cuando finalmente la reina los fijó el 25 de marzo de 1599, dichos términos eran los más potentes y completos que había tenido jamás un comandante inglés en una misión irlandesa. Isabel, de hecho, incluso le dio a Essex el poder de terminar la guerra como considerase necesario, incluso el poder de llegar a acuerdos con Tyrone. Lo convirtió, pues, en un auténtico plenipotenciario. Además, se le entregaron 20.000 soldados de a pie y 2.000 a caballo, lo cual era el ejército más nutrido jamás enviado por Inglaterra a Irlanda.

miércoles, septiembre 26, 2018

Isabel (33: Irlanda)

Atenta la compañía con:

Esos tocapelotas llamados presbiterianos
Thomas Cartwright
... y estos tipos nos dan lecciones de civilización
Essex en Normandía
Las cosas salen como el orto
Las cosas salen peor que el orto

En realidad, el tiempo de Essex, y de otros halcones de la Corte isabelina, había pasado por razones más estructurales que una carta o una reacción. El principal factor que jugaba en contra de ellos era el hecho de que, después de años de enfrentamiento frontal, ni Inglaterra ni España estaban en condiciones de poder decir que habían ganado la guerra, y ambos estaban financieramente agotados. En ese punto, la bancarrota oficial del Estado español, que conllevó la emisión de juros que vinieron a sustituir a los créditos puros y duros, supuso una gravísima convulsión para la economía mundial. Al gripar el sistema financiero europeo, pues los bancos esperaban unos flujos de activo que ya no se produjeron, hubo una crisis profunda de liquidez en todo el sistema y, consecuentemente, las transacciones económicas que se realizaban mediando dinero circulante o instrumentos de descuento se paralizaron.


lunes, septiembre 24, 2018

Constantino (3: la conferencia de Carnuntum)

Ya hemos corrido por:

El hijo del césar de Occidente.
Augusto, o tal vez no

Con el mismo desparpajo con el que un político incrementa el impuesto de sociedades sin siquiera preguntarse en las consecuencias de ello sobre la inversión productiva, Constantino dio el paso de York, probablemente, sin plantearse que otros podrían hacer lo mismo. Que es, exactamente, lo que ocurrió. En Roma, mientras llegaban las noticias de la proclamación de Constantino, Majencio, hijo de uno de los miembros de la tetrarquía, el emperador Maximiano que, además, había abdicado arrastrando el escroto porque no quería, se proclamó emperador. Majencio tenía la ventaja de estar en la propia Roma y de contar con el apoyo de la famosérrima guardia pretoriana. Al parecer, el de Majencio fue un golpe de Estado militar, pero de base popular. Algunas fuentes aluden a un incremento de la presión fiscal sobre los romanos, que hizo que éstos se decantasen por un poder alternativo (la ciudadanía, siempre tan tocapelotas intentando no pagar impuestos).