miércoles, enero 22, 2014

Los cinco personajes de la Historia de España: and the winner is...

Lamento el retraso de estos días, pero he estado un tanto liado. Finalmente, eso sí, he terminado por tabular los datos de la encuesta para friquis, y puedo decir que, tras ponerlos en conexión con los vagos, tengo un resultado. Hay, de hecho, ganadores. Ganadores además que, teniendo en cuenta que los friquis sí que ponían nota distinta a cada uno de sus candidatos, tienen puestos.


Así pues, el cinco titular de la Historia de España tiene un primer miembro, o miembra, que es éste:



... no parece muy contenta de haber ganado, la verdad. La verdad, a mí Isabel de Castilla siempre me ha dado la impresión de salir en los retratos como fumada. Pero, bueno, ahí está, para vuestro solaz, la más votada. Me parece de un hondo valor metafórico la victoria de Isabel, porque,  no lo olvidemos, es reina merced a un golpe de Estado en el que sus timbres de legitimidad son, digamos, discutibles. Haciendo una boutade, se podría decir: ¿cómo no vamos a ser un hecho discutido y discutible, si nacimos de un acto ilegal?

Vamos allá con el segundo. No hay que moverse mucho de la mesa de la pívot de la selección, la verdad.



A pesar de que para los vagos no era en realidad tan importante este señor (aunque, aun así, quedaba el sexto de su lista), para los friquis era el más importante; y, contando con el dato de que han votado, mutatis mutandis, dos friquis por cada vago, eso, al final, ha encumbrado al señor Almirante de la Mar Océana al segundo puesto, justo debajo (ejem) de su gran protectora. I concord. La llegada a América por parte de Colón no sólo cambió a España; cambió el mundo. Yo ya sé que en los tiempos que corren mola mazo decir que si Ragnard Logbrock llegó antes y tal; pero lo cierto es que, llegase quien llegase antes que este genovés/gallego/catalán/judío/pasapalabra, fue él quien, además de llegar, regresó, lo contó, volvió a volver.

Claro que aquéllos de vosotros que seáis maledicentes estaréis pensando: si estos dos son los primeros, hay un tercero que está con un ataque de cuernos de la pera limonera. Está, está. Jodido y debajo de ellos:



No puedo por menos que expresar mi opinión personal: si este blog fuese totalmente dictatorial, este señor estaría donde está la señora, y viceversa, o así. Vosotros habéis votado, yo he hecho las operaciones pertinentes y tal, y queda el resultado respetado. Pero es mi opinión que Fernando de Aragón, y si me apuráis ni siquiera él sino su padre, el buen rey Juan, debería figurar el primero en la lista. En mi opinión. Fernando de Aragón hizo mucho más por hacer España como es, que su mujer. La madre del cordero de la actuación de su mujer fue la cohesión religiosa, que nadie puede negar que tiene mucho que ver con la idea de España. Pero Fernando de Aragón fue mucho más allá, dotando al país del lugar que merecía en el concierto mundial, y haciendo de él un auténtico centro de poder. Pero, como digo, lo votado es lo votado.

El cuarto jugador, escolta anotador, es como sigue:


No seré yo quien discuta, desde luego, este puesto. Creo que los encuestados, tanto friquis como vagos, entendieron perfectamente el espíritu de la consulta. La huella que se deja no siempre es positiva, o más bien casi nunca lo es. Y España es, en buena medida, como es hoy, como consecuencia de la admiración, ensalzamiento, rechazo u odio a la persona de Francisco Franco. De forma bien gallega, se puede decir: es lo que hay. Si no nos gusta, siempre podemos cambiarlo. Pero haríamos muy mal en negarlo.

Lo mal es que este señor, de escolta, no va a meter muchos triples, porque es más bien bajito. ¿Estará cuando menos acompañado por un buen base? Veamos:


... me temo que va a ser que no, porque éste que veis aquí tampoco es que fuese muy alto ni corpulento, precisamente. Felipe II es, de hecho, y si no me falla la memoria, el primer rey de España que es lo suficientemente escuchimizado y sillón ball que inaugura la costumbre de no colocarse al frente de sus tropas en las batallas. Pero le habéis votado el quinto personaje más importante para la Historia de España, y resulta difícil afearos la conducta. Es otro ejemplo de personalidad que se puede, y se suele, quitar de enmedio con un papirotazo de desprecio, basado en su radicalismo católico y en lo mal, pero muy mal, que llevó la administración del imperio. Pero es que esas cosas también cuentan para hacer España.

El equipo cuenta, para el caso de lesiones, con dos suplentes, que a continuación posan para la posteridad.




Así pues, como queda dicho, el quinteto que habéis votado está formado por: Isabel de Castilla, Cristóbal Colón, Fernando de Aragón, Francisco Franco y Felipe II. Estos son los cinco pollos, y gallina, que han hecho España; para bien, y para mal.

Si me permitís que haga una interpretación libre, pues, entiendo que los votantes que se han paseado por este blog en su milenio postero ven España como el resultado de una opción estratégica de Castilla y Aragón, impulsada por el proyecto americano y sus ínfulas imperiales en Europa, filtrado por la triste experiencia contemporánea de cuatro décadas de dictadura militar.

Para vuestra curiosidad malsana, aquí os dejo los resultados de la encuesta para friquis, que es mucho más rica que la de vagos porque, al introducir una calificación de 0 a 10, tiene más empaque. En términos generales, cabe decir que friquis y vagos coinciden bastante, aunque con diferencias como la reseñada y referida a Colón; o el hecho de que los vagos salieron muy canovistas, hasta el punto que, si de ellos dependiese, Antonio Cánovas tendría algún papel en la selección de baloncesto de la Historia de España que, sin embargo, los impíos friquis le terminaron por negar.

Otra cosa interesante del ranking de los friquis, con la que yo estoy totalmente de acuerdo por cierto, es la elevada valoración concedida al peso de Napoleón Bonaparte en la Historia de España. En realidad, si se hubiera permitido decirlo, habría que haber dicho que Francia, como potencia vecina, tiene un papel fundamental en la Historia de España, más fundamental que muchos de sus protagonistas locales. Para empezar, Francia, o más concretamente la nación de los francos, es en una parte no desdeñable responsable del surgimiento de las especificidades catalanas, que son algo que a España le han venido muy bien. Sin salir de ese ámbito, ha sido un elemento de primer nivel para contrarrestar las tendencias centrípetas catalanas (Cambó decía que Cataluña no debía dejar de ser española, porque dejar de ser española supondría caer en la órbita francesa). Y, last but not least, teniendo en cuenta que la pérdida de nuestra fuerza se corresponde con la ganancia de la suya, la presencia y ambiciones de Francia respecto de España nos han condicionado en gran manera, hasta el punto de tenernos, hoy, ya tres siglos regidos por una dinastía importada de los salones de Versalles. Quiero pensar que los votos que se ha llevado el general tienen bastante que ver con eso.

De México se dice aquello de «pobre nación, tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos». Lo segundo, tal y como yo lo veo, es predicable de nosotros respecto de Francia.

Me gusta ver a Adolfo Suárez en la elite de los españoles más importantes para la formación de España. Como me gusta ver a los diputados de Cádiz. Asimismo, la lista también deja clara que la reivindicación de los amigos de allende los mares, en el sentido de que Simón Bolívar estuviese por aquí, no era baladí en modo alguno. La calificación del movimiento anarquista me parece demasiado elevada, como demasiado baja la de Recaredo (que bien podría ser, en eso uno de mis corresponsales tiene toda la razón, Leovigildo)

Por lo demás, hay cosas en la lista que me parecen muy significativas de lo que somos. Por ejemplo, que Riego sea casi tan importante para la Historia de España como Mussolini. Tiene su gracia pensarlo.

Recordad que éstas son sólo las notas de los friquis. Que han sido, en todo caso, dos tercios de los que han respondido.

Pollo Nota
Cristóbal Colón 8,67
Isabel de Castilla 8,49
Fernando el Católico 8,25
Francisco Franco 7,85
Felipe II 7,82
Carlos I 7,76
Napoleón Bonaparte 7,16
Fernando VII 6,96
Felipe V 6,36
El conde-duque de Olivares 6,16
Adolfo Suárez 6,10
Carlos III 6,07
Los diputados de Cádiz 6,04
Hernán Cortés 5,99
Simón Bolívar 5,75
Antonio Cánovas 5,57
El movimiento anarquista 5,52
Carlos IV 5,43
Manuel Godoy 5,36
Francisco Pizarro 5,31
Isabel II 5,25
Baldomero Espartero 5,24
Abderramán III 5,16
Juan Carlos I 5,07
Gonzalo Fernández de Córdoba 5,00
Manuel Azaña 4,99
Fray Tomás de Torquemada 4,97
Alfonso XIII 4,94
Pelayo 4,93
Juan Prim 4,85
Publico Cornelio Escipión Emiliano 4,85
El duque de Lerma 4,72
Pablo Iglesias 4,72
Al-Tariq 4,70
Antonio Maura 4,67
Francisco Jiménez de Cisneros 4,63
Abú Abderramán Musa Ibn Nusair, conocido como El Moro Muza 4,63
Emilio Mola 4,57
José Antonio Primo de Rivera 4,57
Fray Bartomolé de las Casas 4,55
Rodrigo Díaz de Vivar 4,54
Recaredo 4,48
Carlomago 4,45
Blas de Lezo 4,42
Enrique de Trastámara 4,39
Francisco Largo Caballero 4,37
Carlos María Isidro Benito de Borbón y Borbón-Parma 4,33
Isabel I de Inglaterra 4,28
Juan Negrín 4,21
Miguel Primo de Rivera 4,18
Horatio Nelson 4,16
Josif Stalin 4,06
Arthur Wellesley, II duque de Wellington 4,00
Santiago Carrillo 3,97
Adolf Hitler 3,96
El conde de Romanones 3,93
Niceto Alcalá-Zamora 3,90
Enrique IV de Castilla 3,90
Práxedes Mateo Sagasta 3,88
Felipe el Hermoso 3,87
José Francisco de San Martín 3,85
Sabino Arana 3,81
Emilio Castelar 3,79
Fernán González 3,76
Indalecio Prieto 3,76
Francisco Pi i Margall 3,75
Lluis Companys 3,75
Alfonso XII 3,72
Juan Álvarez Mendizábal 3,70
Françesc Macia 3,61
Dolores Ibárruri 3,55
José Calvo-Sotelo 3,55
Tomás de Zumalacárregui 3,49
Françesc Cambó 3,46
José Canalejas 3,42
Isidoro de Sevilla 3,42
Cardenal Pedro González de Mendoza 3,37
José María Gil-Robles 3,34
Viriato 3,34
Manuel Pavía 3,30
Álvaro de Luna 3,27
Rafael del Riego 3,21
Alfonso El Casto 3,19
Benito Mussolini 3,16
Juan Martín Díez, «el Empecinado» 3,06
Beato de Liébana 3,03
Juan II de Aragón 3,03
Winston Churchill 2,99
Ramón María Narváez 2,97
Baltasar Carlos de Austria 2,94
José Serrano 2,88
Federico Gravina 2,75
Vicente Rojo 2,61
Ramón Cabrera 2,54
Santiago Casares Quiroga 2,51
Juan Bautista Topete 2,46
Bertrand de Duglesquin 2,42
José Salmerón 2,21