miércoles, abril 01, 2020

Fernando (15: Francia apremia)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso
El juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza
Napoleón aprieta
Aranjuez
Los porqués de una revolución
C'est moi le patron

El 23 de marzo Murat, quien como ya he dicho es para entonces el dueño total de España y de sus designios, es informado de que Godoy está siendo trasladado a Madrid, y le escribe un billete al capitán general de la plaza, Francisco Javier Negrete, sugiriéndole, en términos que más parecen los de una orden, que suspenda el traslado por la que se puede montar en la ciudad. En esa comunicación, le dice que “os hago responsable ante vuestro rey de la alteración del orden público que pueda ocurrir”. Como veis, el francés está, en ese momento, por decirlo con prosodia catalana, jugando a la puta y a la Ramoneta: tan pronto da sedal en sus actuaciones haciendo como que admite que en España hay un rey soberano, tan pronto lo niega, en los actos y en los textos.

martes, marzo 31, 2020

Fernando (14: Ici, c'est moi le patron)

El pueblo ha hablado, decantándose mayoritariamente por centrarnos en la historia de Fernando VII. Los interesados en el tema de Roberto Calvi, Michele Sindona, Paul Marcinckus y toda la pesca, que no desespere, que llegaremos (a finales de abril, si persiste el confinamiento). Así pues, no desesperemos.

--------------------------------------------


Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso
El juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza
Napoleón aprieta
Aranjuez
Los porqués de una revolución

A las dos de la tarde del día 19, los tumultos regresaron. Regresaron, por lo tanto, cuando ya se había publicado el decreto de cese de Godoy; lo que demuestra que, como he analizado en el post anterior, alguien no había quedado contento con la solución de la crisis, que reputaba de solución parcial: el objetivo eran los reyes.

lunes, marzo 30, 2020

Fernando (13: los porqués de una revolución)

Tenéis el hilo de comentarios abierto para opinar: ¿preferís que sigamos a saco con la historia de Fernando VII para que así no perdáis el hilo; o preferís que lo vaya trenzando con la próxima historia (la de Roberto Calvi, el ahorcado del puente de Black Friars)?

El pueblo vota.

--------------------------------------------------

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso
El juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza
Napoleón aprieta
Aranjuez


El conde de Toreno, otro de los testigos presenciales de aquel quilombo, es quien le otorga un protagonismo especial en la manipulación de las turbas al Tío Pedro quien, según él, fue toda la noche de aquí para allá soliviantando al personal. Según su relato, entre las once y las doce de la noche, con todo ya bastante complicado, fue el momento en el que la mujer de Godoy, Josefina Tudó, escogió para tratar de escabullirse embozada. Fue sin embargo descubierta, lo cual provocó una reyerta en la que se escuchó un disparo. Parece ser que unos tomaron ese disparo como una señal para defender a la mujer del príncipe de la paz (cosa que probablemente no pudieron hacer, y es por eso que el caballerizo Blissy la vio llegar a palacio ensangrentada y con las ropas hechas jirones) , otros para iniciar la revolución, pues una turba de personas, siempre según Toreno, dirigidas por criados de Palacio y “caballerizos del infante don Antonio” asaltaron la casa de Godoy. Toreno termina su relato con una alabanza de las gentes del pueblo que entraron en la casa de Godoy, los cuales, en un discernimiento tan curioso como difícil, si no imposible, de creer, se aplicaron a destruir y a quemar los excesivos oropeles de un hombre tan rico, como los muebles; pero respetaron los signos de poder, como los collares regalados por el rey. También dice Toreno que ese mismo pueblo, juzgando a Josefina Tudó una víctima más de las maniobras de su marido, la respetó y llevó a Palacio tirando de su berlina; cosa también bastante discutible, como bien sabía ya, a esas alturas, la otrora reina María Antonieta.

viernes, marzo 27, 2020

Fernando (12: Aranjuez)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso
El juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza
Napoleón aprieta

El 14 de marzo, ya en una ambiente de creciente desconfianza entre padres e hijo, Carlos y Fernando celebran una conferencia en la que el primero pretende hacerse una idea cabal de cuáles son las ideas del príncipe de Asturias sobre la situación y, sobre todo, su nivel de sintonía con los franceses.

jueves, marzo 26, 2020

Fernando (11: Napoleón aprieta)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso
El juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza

Si Carlos IV, Godoy o ambos pretendieron, que yo creo que de alguna manera lo pretendieron, al menos el primero de ellos, resistir el embate del francés, estaban en una situación bastante complicada para hacerlo. En términos modernos, en el proceso de El Escorial habían perdido, claramente, la batalla de la opinión pública. La insistencia de Godoy (y, tal vez, según algunas fuentes, también de la reina) en el sentido de mantener a Fernando lejos del banquillo y de la condena, se lo dejó muy fácil a sus parciales a la hora de convencer al pueblo español de que el príncipe era inocente.

miércoles, marzo 25, 2020

Fernando (10: el juicio se cierra en falso y el problema francés se agudiza)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial
Comienza el proceso

En el proceso propiamente dicho contra los conspiradores, el que en ausencia del príncipe era el principal acusado, Escoiquiz, basó su defensa en la ley séptima del libro décimo segundo, título 33 de la Novísima Recopilación, por la que no se admiten memoriales firmados por personas desconocidas; regulación que el acusado pretendía de afección para el anónimo que recibió el rey. En otras palabras, no pudiendo saberse quién era el acusador primero, pretendía la nulidad del proceso. El duque del Infantado, por su parte, basó su defensa en argumentar que, ante la difícil situación de la nación y los achaques del rey, había considerado adecuado admitir el famoso decreto que le facilitó el príncipe.

martes, marzo 24, 2020

Fernando (9: comienza el proceso)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor
La conspiración de El Escorial

El rey Carlos fue prontamente informado por Caballero, al regresar de la cacería, de las confesiones de su hijo, y de la fundamental de ellas, que era su sintonía con los franceses. Caballero, lógicamente, había esperado a la llegada del rey para informar por primera vez de aquellos extremos, por lo que fue el Borbón quien directamente informó a Godoy. Era una situación muy delicada. Francia y España eran aliados estrechos, hasta el punto de que las tropas de Napoleón estaban cruzando el país, camino de Portugal, país que ambicionaban invadir ambas armadas de forma combinada; y ahora se descubría que Napoleón, el hombre más poderoso del mundo, estaba combinando esa colaboración con una conspiración para cambiar a la persona sentada en el trono de España. Cabía incluso la posibilidad de que Napoleón, suponiendo o conociendo las dificultades de su parcial, llegase a decretar el desvío en la trayectoria de sus tropas, haciéndolas pasar por Madrid para hacer valer por la fuerza al príncipe de Asturias.

Partos (y 28. ¡Viva Partia libre!

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito
Vonones el pijo
Artabano
Asinai, Anilai y su señora esposa
Los prusés de Seleucia y Armenia
Una vez más, Armenia
Lucio Cesenio Peto, el minusválido conceptual
Roma se baja los pantalones
De Volagases a Trajano
Fuck you, Trajan
Adriano el prudente, Antonino el terco, Marco Aurelio el pragmático y Lucio Vero el inútil
De Marco Aurelio a Severo, de Volagases a Volagases´
El hostión de Severo ante los hatrenimet

Finalmente, la opción que tomó Artabano fue contemporizar. Contestó a Caracalla sin decir que no, pero poniendo algunas objeciones, especialmente que ese matrimonio no podría ser una unión feliz, pues “marido y mujer, difiriendo en lenguaje, hábitos y modo de vida, no podrían ser sino dos extraños”.

lunes, marzo 23, 2020

Partos (27: el hostión de Severo frente a los hatrenimet)

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito
Vonones el pijo
Artabano
Asinai, Anilai y su señora esposa
Los prusés de Seleucia y Armenia
Una vez más, Armenia
Lucio Cesenio Peto, el minusválido conceptual
Roma se baja los pantalones
De Volagases a Trajano
Fuck you, Trajan
Adriano el prudente, Antonino el terco, Marco Aurelio el pragmático y Lucio Vero el inútil
De Marco Aurelio a Severo, de Volagases a Volagases

Tal y como acabamos de ver en la toma anterior, Severo decidió enviar a sus tropas contra el rey de Armenia, Volagases. El monarca agredido realizó una rápida leva, con la que se lanzó a la defensa de su territorio. En la frontera armenia, ante la inminencia de la batalla, los armenios pidieron tiempo muerto, y los romanos estuvieron de acuerdo en aceptar una tregua. Aprovechando ese momento, Volagases envió un embajada con muchos presentes a Antioquía para seducir al emperador. Severo se convenció de las intenciones de los armenios, y ambas partes firmaron un tratado de paz; de hecho, Volagases incluso recibió de los romanos territorios que le sirvieron para ampliar sus fronteras.

viernes, marzo 20, 2020

Fernando (8: la conspiración de El Escorial)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota
Escoiquiz el muñidor


María Antonia, la princesita que tan claros parecía tener los deberes de una princesa y que tenía tan mala opinión de su marido, no sobreviviría mucho tiempo a su matrimonio. Según diversos testimonios, entre ellos Godoy y los propios médicos que la trataron, llegó ya muy débil de Nápoles y tal vez tísica.

jueves, marzo 19, 2020

Fernando (7: Escoiquiz el muñidor)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
A hostias con Godoy
El niño asustado y envidioso de Carlota

Los reyes de España, sin embargo, estaban menos interesados en la educación de su hijo que en su salud. No hemos de reprochárselo pues, vista la evolución que había tenido su descendencia, era como para mosquearse. Así pues Godoy, apoyándose en esto en el programa diario del príncipe Baltasar Carlos, presionó para reducir las horas de estudio de Fernando a cambio de la práctica de la equitación. La obsesión del valido hizo del rey un más que aceptable jinete y construyó una gran afición del monarca por los caballos; hasta el punto de que, preso en Valençay y sin apenas un duro, todavía se dedicó a comprar caballos que le gustaban. La otra pasión del rey Fernando, sobre todo con los años, sería el billar. No era malo, aunque siempre se dijo que, en sus años de rey, sus adláteres colocaban hábilmente las bolas en la mesa de forma que sabían que acertaría haciendo la carambola. De ahí la expresión "ponérselas como a Fernando VII"; que mucha gente cita, erróneamente, cambiando a Fernando VII por Felipe II.

Partos (26: De Marco Aurelio a Severo, de Volagases a Volagases)

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito
Vonones el pijo
Artabano
Asinai, Anilai y su señora esposa
Los prusés de Seleucia y Armenia
Una vez más, Armenia
Lucio Cesenio Peto, el minusválido conceptual
Roma se baja los pantalones
De Volagases a Trajano
Fuck you, Trajan
Adriano el prudente, Antonino el terco, Marco Aurelio el pragmático y Lucio Vero el inútil

En efecto, Roma quería más. O, más bien, los excelentes generales que Roma había enviado con Lucio Vero a Asia. En el siglo II ya estaba bien claro en Roma que la vía más directa a la condición imperial era haber mostrado poderío militar. Roma ya no era lo que querían los patricios o los senados, mucho menos el pueblo; Roma, cada vez más, era de quien era capaz de mostrar el apoyo incondicional de más soldados. Por lo demás, la Historia reciente del Imperio ofrecía ya ejemplos más que sobrados de personas o familias que habían accedido al poder imperial desde el poder militar; así pues, todo buen general sabía que, por el hecho de serlo, ya tenía un bonus si algún día decidía tomar impulso hacia el poder imperial.

miércoles, marzo 18, 2020

Fernando (5: a hostias con Godoy)

A ver, error jodido.

Tenía dos tomas, y no lo sabía, en la carpeta de borradores, numeradas con el 5. Ésta es la verdadera 5 y la que ya he publicado, el niño asustado y envidioso de Carlota, era la 6. Ya la he numerado como debe de ser pero, lo siento, ésta la tendréis que leer ahora por culpa de mi mala mano.

¿No volverá a pasar? Y una leche. Seguro que volverá a pasar.

En fin, vamos allá.

-----------------


Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar
El niño asustado y envidioso de Carlota

El último enemigo totalmente europeo que le queda a Napoleón es Inglaterra. Un enemigo contra el que ya sabe que no podrá, porque Trafalgar ha repartido ya para siempre las cartas de la soberanía naval europea. Por ello, el francés opta por aislar a Inglaterra, ya que no puede invadirla. Desde Berlín, el 21 de noviembre de 1806, dicta su decreto de bloqueo continental. El bloqueo puede ya ser muy efectivo pero, la verdad, a Inglaterra todavía le queda una grieta por donde colarse: el continente oriental. Para tapar esa grieta es por lo que Napoleón se meterá en la campaña contra Rusia.

martes, marzo 17, 2020

Mi granito de arroz

Hola. Me asomo para haceros un anuncio. Mi pequeño granito de arroz.

Todos vosotros, espero, estáis encerrados. Más o menos encerrados. Estáis en casa o tenéis que pasar en casa más tiempo del habitual, sin salir. Yo estoy igual. Tengo algo de suerte porque, como hace meses dejé de pagar el gimnasio y a cambio me compré una elíptica, por lo menos puedo hacer paseos virtuales y algo de ejercicio. Eso, claro, y que no tengo churumbeles.

Me gustaría echaros una mano. Al cuello, tal vez. Es lo que voy a intentar hacer a partir de mañana a las ocho de la mañana.

Salvo error u omisión, este blog trata de ser como un folletín de los de antes, y llegar a su cita con sus lectores los mismos días, a la misma hora. Publico lunes y miércoles a las ocho de la mañana. Pues bien: a partir de mañana a las ocho, en que se publicará un nuevo post, la periodicidad va a cambiar. Se publicará (siempre, salvo error, omisión o circunstancias especiales) un artículo diario de lunes a viernes (en lo de las ocho de la mañana no me comprometo).

Trato con ello de aligeraros, muy levemente esto es cierto, el tedio de tantas horas de encierro. Por lo menos, tendréis un articulito para echarle los ojos y el celebro. No puedo hacer más, pues tengo la mala costumbre de comer tres veces al día, y en el súper me dicen que por mi cara bonita no me llevo las morcillas.

Tengo en la despensa letras para ocho semanas, más la producción que sea capaz de hacer entre tanto. Sinceramente, espero que mucho antes todos podamos regresar a nuestra situación normal.

¿Y los fines de semana? Los fines de semana son para rezar, coño.

lunes, marzo 16, 2020

Partos (25: Adriano el prudente, Antonino el terco, Marco Aurelio el pragmático y Lucio Vero el inútil)

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito
Vonones el pijo
Artabano
Asinai, Anilai y su señora esposa
Los prusés de Seleucia y Armenia
Una vez más, Armenia
Lucio Cesenio Peto, el minusválido conceptual
Roma se baja los pantalones
De Volagases a Trajano
Fuck you, Trajan


A decir verdad, la campaña asiática de Trajano no fue totalmente en vano; sobre todo si la comparamos con otras que hicieron otros cráneos previlegiados romanos antes que él. No acabaron con los partos quienes, como acabamos de leer en la toma anterior, recuperaron a su legítimo rey de reyes en cuanto perdieron de vista las nalgas de los romanos; pero, sin embargo, retuvieron Adiabene, toda la Alta Mesopotamia y Armenia. Eso, como digo, es mucho más que lo que otros generales, algunos con sonoros nombres históricos, habían conseguido nunca.

miércoles, marzo 11, 2020

Partos (24: Fuck you, Trajan)

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito
Vonones el pijo
Artabano
Asinai, Anilai y su señora esposa
Los prusés de Seleucia y Armenia
Una vez más, Armenia
Lucio Cesenio Peto, el minusválido conceptual
Roma se baja los pantalones
De Volagases a Trajano

En el año 114, siete después de haber terminado su campaña rumana, Trajano se aprestó a realizar su campaña asiática. En Atenas recibió a una embajada parta que llegó a su encuentro con regalos y ofertas de paz entre ambos reinos. Chosroes le tiraba al emperador romano la zanahoria de la noticia de que había depuesto a Exedares, su sobrino y rey de Armenia, que lo era sin haber consultado con Roma; y proponía como nuevo rey a Partamasiris, el hermano de Exedares, pero ya con todos los pronunciamientos romanos, pues sería investido por los ellos, como lo había sido Tirídates.

lunes, marzo 09, 2020

Fernando (6: el niño asustado y envidioso de Carlota)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar
Trafalgar

Pues sí, hagamos algo de flashback para hablar de Fernando, esa persona que es el centro de esta serie de artículos y que, sin embargo, hasta el momento apenas se ha dejado ver.

miércoles, marzo 04, 2020

Fernando (4: Trafalgar)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy
La guerra en el mar

La flota francoespañola al mando de Villeneuve hizo una travesía bastante buena desde las costas americanas hasta las europeas, si bien al llegar a Finisterre se encontró con unos vientos muy fuertes que la debilitaron y llegaron a averiar algunos barcos. En ese momento, los aliados llevaban ventaja sobre Nelson, quien todavía creía que sus enemigos iban a por la isla de Trinidad. No fue consciente de su error hasta que no atracó en el golfo de Paria de dicha isla. Consciente de su retraso, ordenó a un bergantín, el Curious, que saliese a la naja camino de Plymouth e informase al Almirantazgo de todo lo que viese por el camino. El Curioso, efectivamente, divisó la flota francoespañola a la altura de El Ferrol y se apresuró a correr, aprovechando su agilidad, para llegar a Plymouth lo antes posible. Llegaron estos marineros a su destino el 7 de julio y, una vez que depusieron la información correspondiente, le permitieron comprender al Almirantazgo cuál era el movimiento de Napoleón, por lo que ordenó inmediatamente reforzar el bloqueo de Rochefort y de Ferrol, para así impedir la llegada a Brest de nuevas fuerzas enemigas.

miércoles, febrero 26, 2020

Partos (22: Roma se baja los pantalones)

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito
Vonones el pijo
Artabano
Asinai, Anilai y su señora esposa
Los prusés de Seleucia y Armenia
Una vez más, Armenia
Lucio Cesenio Peto, el minusválido conceptual

El rey parto Volagases debió de pensar que si los romanos hacían el subnormal, mejor para él; y siguió avanzando. En la ribera del Tarsus se encontró con la elite de las tropas de Peto y se las llevó por delante comme il faut. Después le puso asedio al castillo de Arsamosata y el campamento anejo, donde no sólo estaba la mayoría de las tropas del romano, sino también su mujer e hijo. A ellos no les había dado permiso.

lunes, febrero 24, 2020

Fernando (3: la guerra en el mar)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó
El ascenso de Godoy


A partir del momento en que Godoy regresó a la Corte con todas las de la ley, comenzó ese extraño periodo de nuestra Historia que se puede bien definir como la dialéctica entre Napoleón y el Príncipe de la Paz; periodo que no es tan fácil de valorar como parece. Aunque es cierto que los Borbones españoles acabarían haciendo gala de un entreguismo total respecto de los deseos de París; y aunque también es cierto que Napoleón jugaría sus cartas con fuerza frente al valido, cortejándolo incluso con ofertas que podían terminar haciéndolo rey, tampoco hay que olvidar que Godoy, en diversos momentos, actuó en contra de los intereses de la potencia ya casi invasora y desde luego plenipotenciaria, de la que España dependía cada vez en un grado mayor. Fue, pues, una relación complicada con muchos cambios estratégicos.

miércoles, febrero 19, 2020

Historias triviales (7)

Regreso hoy con una séptima toma de las Historias Triviales. Ya sabéis cómo va esto: son diez anécdotas históricas que cuando menos a mí me llaman la atención, y que os cuento aquí en pequeñas diócesis. No obstante, el asunto enduring proviene del hecho de que una de estas historias es total o parcialmente falsa. Queda, pues, el reto de descubrirla, cosa que normalmente pasa al rato de publicar el post, la verdad.

Tengo sentimientos encontrados sobre la serie de hoy. A ratos me parece que la sorpresa del roscón es bastante obvia, y a ratos me digo que, en realidad, es dificililla. En fin, ya veremos.

Lee, pues.

jueves, febrero 13, 2020

Partos (21: Lucio Cesenio Peto, el minusválido conceptual)

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito
Vonones el pijo
Artabano
Asinai, Anilai y su señora esposa
Los prusés de Seleucia y Armenia
Una vez más, Armenia

En efecto, Volagases no estaba en condiciones de ponerse muy gallito con los romanos, dado que en ese momento tenía una rebelión importante dentro de su propio reino. Vardanes, su propio hijo, se había levantado contra él. Y no parece que fuese un rebelión fácil de sofocar, pues, por lo que parece, duró tres años, desde el 56 hasta al 58. No sabemos gran cosa de esa rebelión salvo su duración y el resultado final, que fue la victoria de Volagases. Habitualmente se ha asumido que la derrota, de una forma u otra, le costó la vida a Vardanes.

miércoles, febrero 12, 2020

Fernando (2: el ascenso de Godoy)

Ya hemos pasado por esto:

Un niño en el que nadie creyó


El rey Carlos falleció en diciembre de 1788, como por otra parte ya hemos contado aquí. A su muerte, hace aproximadamente tres meses que en la amistad de los príncipes de Asturias ha entrado un personaje que acabará siendo de gran importancia para ello y para la Historia de España: Manuel Godoy. De hecho, el 30 de aquel mismo diciembre, apenas unos días después de llegar a la condición de rey, Carlos ya le concede a Godoy su primer ascenso, concretamente a cadete supernumerario de su brigada, nombramiento que lleva aparejado el de garzón a servicio de Palacio (lo cual no quiere decir, nota para los ignorantes, que lo nombrada ministro de Consumo).

lunes, febrero 10, 2020

Fernando (1: un niño en quien nadie creyó)


La Historia de un país, y España no es una excepción, tiene algunos personajes de los que todo el mundo habla y sabe cosas. Fernando VII es uno de ellos. Fue Fernando, sin duda, el peor rey que ha tenido España, y mira que ésa es una competencia dura de narices. Sin embargo, que Fernando sea el peor rey de la Historia de España y que ésa sea una condición que prácticamente nadie le discute no quiere decir, necesariamente, que los porqués sean bien conocidos. Es una lástima, pero es así. El diagnóstico, desde el principio digo que acertado, en torno a la figura del que conocemos como El Rey Felón, se produce, sin embargo, casi por casualidad y basándose en informaciones bastante parciales.

Yo voy a tratar, en estas notas, de trazaros una Historia del primer rey Fernando, esto es, de aquél que fue príncipe de Asturias, luego rey, luego nada, y regresó de Francia siendo El Deseado. A mí, particularmente, es el Fernando que más me interesa aunque, como siempre, no descarto la posibilidad de acabar cerrando el círculo y contando la totalidad de la Historia. No me planteo, sin embargo, hacer una descripción completa del reinado de Fernando porque, ya me conocéis, mi intención no es cerrar este relato con dos o tres datos. Como me dijo en cierta ocasión un lector en un correo privado, expresión que me encantó por lo cierta, “ a este blog se viene a sudar”. Sudemos un poco, pues.

miércoles, febrero 05, 2020

Partos (20: una vez más, Armenia)

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito
Vonones el pijo
Artabano
Asinai, Anilai y su señora esposa
Los prusés de Seleucia y Armenia

La operación que iniciaba el emperador Claudio es bien fácil de entender. Meherdates era un miembro de la familia real parta que, sin embargo, había estudiado, como se dice ahora, en las mejores universidades del mundo, lo cual había hecho que conociese y adoptase formas de pensar que no eran propias del país que iba a gobernar y sí, más bien, de la metrópoli más avanzada del mundo, que no era otra que Roma. Era, pues, como enviar en el siglo XIX a un indio educado en Eton para que fuese marajá.

lunes, febrero 03, 2020

Partos (19: los prusés de Seleucia y Armenia)

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito
Vonones el pijo
Artabano
Asinai, Anilai y su señora esposa

Empezando esta toma por un spoiler, debo decirte, lector, que Artabano, en efecto, fue desalojado del trono de los partos una segunda vez. Como suele ocurrir con hechos tan lejanos en el tiempo, es difícil entender exactamente las razones del emasculamiento del rey, pero lo más probable es que no fuesen muy diferentes de las que se lo llevaron por delante en la primera. Artabano, claramente, no estaba acostumbrado a usar su mano izquierda prácticamente para nada y eso, en política, significa que el número de enemigos que te generas crece exponencialmente.

miércoles, enero 29, 2020

Partos (18: Asinai, Anilai, y su señora esposa)

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito
Vonones el pijo
Artabano

A pesar de que sin ninguna duda Artabano recuperó el poder sobre la nación parta, eso no parece que se correspondiese con la convicción por parte del de nuevo rey de reyes en el sentido de que podía revivir sus aspiraciones armenias, o realizar cualquier acto que viniese a significar una venganza antirromana por el apoyo del Imperio hacia Tirídates. Dejó, pues, que Mitrídates el iberiano siguiese dominando el teatro armenio, y nadie se acercó por el Éufrates para tratar de echar de allí a Vitelio.

lunes, enero 27, 2020

El caso Grigorenko (o el día que Pablo Iglesias me inspiró para escribir este post)

Este post es un poco largo, pero supongo que sabréis perdonar.

Hace algunos años, viendo la televisión, me dije a mí mismo que algún día escribiría este post. Aunque no lo recuerdo, estoy seguro que estaba viendo La Sexta, porque en la pantalla estaba Pablo Iglesias. Debatía con alguien que no recuerdo pero sí que era de derechas sobre política y economía. En un determinado momento, el contrincante del mangrave de Galapagar dijo algo como "eso sería hacer las cosas como en la Unión Soviética". Y entonces Pablo, con una sonrisa en la boca, muy divertido, levantó un poco las manos y dijo: "¡Ah, la URSS, uuuhhh!!, imitando el ulular de los fantasmas en plan "que viene el coco". Quería decir, claro, que al mentar a la URSS, su oponente estaba apelando a una presunta maldad en la que él, claro, no creía.

miércoles, enero 22, 2020

Los Mierdici (algunas reflexiones sobre la Historia en la pantalla)

Últimamente estoy viendo en la tele Los Medici, serie que en el título de este post he bautizado como Los Mierdici de forma un tanto exagerada pero no exenta de razón, o al menos eso creo como espero compruebes al final de este texto. Verla, y pensarla, me ha llevado a recordar algunas reflexiones sobre el siempre espinoso tema de hacer Historia en series y películas. Voy a ver si soy capaz de transmitíroslas.

lunes, enero 20, 2020

Partos (17: Artabano)

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito
Vonones el pijo


Germánico, como sabemos bien, murió pronto, en la flor de la vida. Y tras su deceso, en el año 19, ocurrieron cosas en la Historia de Partia sobre las que no tenemos un conocimiento muy profundo. Artabano da la impresión de haber guerreado contra otros pueblos fronterizos, y son guerras que debieron de irle bien, pues con el tiempo acabó por acunar la idea de escindirse del poder romano una vez más. Era un momento propicio: sin Germánico, Roma carecía de un gran general. Su comandante en jefe, el emperador Tiberio, era un viejo con pocas ganas de meterse en líos. Y Lucio Vitelio, el gobernador de Siria, era menos adecuado para el puesto que un fiscal general nombrado de rebote.

miércoles, enero 15, 2020

Isabel al poder (y 17: Coda)

Otros escalones de esta escalera:

Aunque Enrique de Trastámara abandonó todo proyecto de apañar el asunto de Trujillo, Pacheco decidió no hacerlo. El cortesano sabía tener paciencia y porfiar, y eso fue lo que hizo hasta que, a finales de septiembre, acordó con Stúñiga cambiar Trujillo por Saelices. El destino, sin embargo, le reservaba a Pacheco, como a Chacón, la putada de quedarse a las puertas de su gran momento. En esos días, se le produjo un absceso en la garganta que, pronto, le provocó fiebre y vomitonas sanguiñolientas. Estando así, en una situación tan jodida que incluso permanecía atado a una silla dentro de una habitación a oscuras para que nadie pudiera verlo, apañó las últimas negociaciones para recibir Trujillo. Al día siguiente de conseguirlo, entró en coma y, poco después, murió. Los criados del cortesano le quitaron todo lo que tenía y, para ocultar sus sevicias, escondieron el cadáver en una cuba de vino; no fue descubierto hasta días más tarde.

lunes, enero 13, 2020

Partos (16: Vonones el pijo)

Otras partes sobre los partos

Los súbditos de Seleuco
Tirídates y Artabano
Fraates y su hermano
Mitrídates
El ocaso de la Siria seléucida
Y los escitas dijeron: you will not give, I'll take
Roma entra en la ecuación
El vuelo indiferente de Sanatroeces
Craso
La altivez de Craso, la inteligencia de Orodes, la doblez de Abgaro y Publio el tonto'l'culo
... y Craso tuvo, por fin, su cabeza llena de oro
Pacoro el chavalote
Roma, expulsada de Asia durante un rato
Antonio se enfanga en Asia
Fraataces el chulito


Las instrucciones fundamentales de Cayo en aquella expedición eran recuperar el pleno control romano sobre Armenia; sin embargo, el emperador fue muy claro al decirle a su nieto que si para conseguirlo tenía que ir a la guerra contra Partia, que no se lo pensase ni poco ni mucho. Cuando Cayo llegó a Siria y realizó una gran ostentación de poder, los partos se pusieron nerviosos; se dieron cuenta de que iban a por ellos. Decidieron negociar.

miércoles, enero 08, 2020

Isabel al poder (16: reuniones y conciliábulos sin solución)

Otros escalones de esta escalera:

Cuando Isabel de Castilla firmó su conformidad al proyecto de Cabrera de visitar a Enrique IV en Segovia, el 15 de junio de 1473, lo hizo sola, pues Fernando estaba una vez más ayudando en Jordilandia, ya que su padre estaba en Perpiñán rodeado por franceses. Sin embargo, contaba con el hecho de que la opinión pública castellana, por llamarla de alguna manera, olía cada vez con mayor claridad su condición de ganadora en el conflicto con el rey Enrique; aquel verano fueron varias, e importantes, las ciudades que se decantaron a favor de la infanta. Más aún, durante aquellas semanas llegó la última prueba, por si la charlotada de Enrique Fortuna no fuese ya bastante evidente, de que Enrique había perdido la partida: Pacheco contactó con el bando de los esposos para ofrecer su lealtad, a cambio, eso sí, de emparentar con Juan de Aragón mediante la boda de una de sus hijas.

martes, enero 07, 2020

Lo de Elvira Roca Barea

Anda el personal, por lo menos el personal que yo controlo en Twitter, muy activo, escandalizado incluso, con la movida de las críticas que últimamente está recibiendo Elvira Roca Barea,  sobre todo desde que al coro de forçados (puesto que la citan con grandes aspavientos, pero con la intención de inmovilizarla) se ha unido un constante querulante de la prensa hispana, o sea Arturo Pérez-Reverte, quien acusa a la Barea de tratar de blanquear un pasado español que, dice, da bastante asquito; mientras que la apelada es más de la opinión de que ese asco es, más bien, el fruto de la combinación de dos factores: por un lado, la propaganda internacional contra España; y, por otro, la pasión con la que los propios españoles, sobre todo en el proceso de recepción del esquema de pensamiento ilustrado, hemos abrazado esa misma propaganda.