jueves, agosto 05, 2010

Blogger, el limitadito

A los lectores que traten de seguir este folletín a través de los ficheros rtf: que sepan que haré lo posible porque puedan hacerlo, pero Blogger no me lo está poniendo nada fácil.

Ahora mismo, todas las tomas de esta novela por entregas hasta finales de septiembre están programadas día a día. Esto es así porque en unas horas yo me iré de vacaciones y tan sólo tendré una conexión 3G, bastante lenta, para controlar el blog, así pues todas las labores complejas están hechas ya a día de hoy.

Por alguna razón que desconozco y que Blogger, a día de hoy, no me ha explicado, el mero hecho de que una toma no se publique directamente sino de forma programada hace que Blogger se coma, literalmente, los hipervínculos programados. Dicho de otra forma: o tengo tiempo de revisarme los post, o éstos salen sin vínculo a los ficheros en rtf porque Blogger, como digo, se los come.

Esto ocurre también cada vez que la toma es simplemente guardada como borrador.

Haré, como digo, lo que pueda para estar pendiente y poder colgar los textos. Todo lo que puedo decir es que si alguien tiene un interés especial, como yo los tengo todos, que me escriba y se lo mandaré personalmente.

Insisto en las disculpas. Cuando opté por Blogger no era consciente de estar eligiendo un software tan rígido y tan poco dado a lo que no sea escribir unas líneas y darle al botón de enviar.