viernes, septiembre 11, 2015

Historias triviales (3)

21.- A principios del siglo XX, la palabra amateur tenía un significado muy preciso y ligeramente diferente del actual. Nació su uso en Inglaterra para designar al aristócrata que, por razón de ser rico por familia y no tener que trabajar para vivir, se dedicaba por amor (amateur: el que ama) a diversas disciplinas para las que no estaba estrictamente preparado. Por ejemplo, la diplomacia, entonces petada de amateurs.



22.- Se ha calculado que el coste en dinero de hoy en día de construir la pirámide de Giza pudo ser de unos 7.400 millones de dólares.

23.- Contra lo que pueda pensarse intuitivamente, la inmensa mayoría de los daños provocados por el terremoto de San Francisco no son imputables al terremoto, sino a los incendios que le siguieron durante días.

24.- Un relato chino de hace más de mil años relata la primera actuación de un CSI moderno. Se trató de un prefecto de policía que tenía que investigar un asesinato en una zona rural, y que tenía varios campesinos sospechosos. Los alineó en la carretera y les dio orden para que dejasen sus hoces a sus pies, delante de ellos. Entonces, observó que las moscas acudían a una de las hoces, la del asesino culpable. Aunque había tratado de limpiar la sangre, los insectos todavía podían olerla. A falta de luminol...

25.- Los alumnos de las escuelas de la India legendaria comenzaban sus clases colocando su cabeza debajo del pie de su maestro, en señal de sumisión y respeto.

26.- En el siglo XVIII y XIX, la bebida más popular en los hogares urbanos españoles era el chocolate. Lo suyo, al recibir visitas, era ofrecerles una taza, y tal vez algo para mojar, casi a cualquier hora. Los personajes de Galdós beben chocolate casi constantemente.

27.- En 1895, mientras los cubanos luchaban ya por su independencia de España, un joven Winston Churchill estuvo en la isla, aparentemente para realizar observaciones que le pudiesen ser útiles al ejército británico en sus propias guerras; por ejemplo, la de los bóer.

28.- El científico francés Jerôme Lalande tenía una cruzada constante contra las supersticiones y creencias que consideraba absurdas. En su empeño por demostrar dicho absurdo, llegaba a comer en público arañas vivas para demostrar que la aracnofobia no tiene base.

29.- Desde hace por lo menos cien años, los primeros ministros de España tienen la prerrogativa de seguridad de que un agente de policía vigile su domicilio. Este agente estaba, y está, obligado a comunicar a su central cuando un primer ministro ha llegado a su domicilio, entre otras novedades. Pues bien: el día que mataron a Eduardo Dato en la plaza de la Independencia de Madrid, el policía que estaba en su domicilio (calle Lagasca, al lado de la iglesia de los santos Manolo y Beni) tuvo el cuajo de llamar a su comisaría, llegada la hora a la que Dato solía llegar, comunicando que efectivamente había arribado y se encontraba sin novedad en su domicilio. El superior que le cogió el teléfono le preguntó, fríamente: "¿Y cómo puede ser eso, si su cuerpo se encuentra en la casa de socorro de la calle Salustiano Olózaga?"

30.- Kurt Prüfer, el diplomático y espía alemán al que ya hemos conocido en estas notas por ser amante de Minna Fanny Weizmann, era tan dandy y tan sobrado que, en una ocasión, durante la primera guerra mundial, hizo que un avión alemán sobrevolase Jerusalén y arrojase un pequeño paquete delante de la entrada de uno de los hoteles de la ciudad. El paquete contenía un mensaje en el que Prüfer comunicaba al hotel que iba a ir a la ciudad, así pues solicitaba que iniciasen los preparativos de su comida preferida.