miércoles, noviembre 14, 2012

Cosas veredes (ampliación)

Aquéllos de vosotros que hayais echado un visual a mi post cosas veredes de ayer habréis reparado, en los comentarios, que mi estimado y muy meticuloso corresponsal Asmodeo ha hecho una investigación histórica urgente de la que surgen dudas sobre cómo, cuándo, y si realmente Lluis Companys dijo, en algún momento, las palabras Madrileños: ¡Cataluña os ama!

La base de la duda, ciertísima, es que el día 14 de marzo de 1937, en Barcelona, no hubo ningún mitin en la Monumental de Barcelona. Lo que hubo fue un acto de organizaciones estudiantiles en el Círculo de Bellas Artes barcelonés, en el que hablaron diversos dirigentes y en el que, días antes, se estaba anunciando la presencia de importantes intelectuales republicanos, tales como André Malraux e Ilya Ehrenburg, pero donde no se habló de Madrid.

A Asmodeo le ha picado la curiosidad, y a mí más. Así pues, he investigado un poco más, hasta llegar a la conclusión de que la frase, sí, fue pronunciada. Pero no se puede decir, realmente, cuándo ni dónde. Sospecho que la Monumental de la que habla el cartel, tal vez, sea la monumental de Madrid, no de Barcelona. Y que el cartel fue creado para ser exhibido en Madrid, no en Barcelona (a pesar de que, cuando menos en mi caso, yo lo encontré, y lo compré, en el fondo de una estantería mal iluminada, en un librero de viejo barcelonés; razón que me llevó a pensar, es muy probable que erróneamente, que era una pieza de propaganda para Cataluña).

La principal referencia que os puedo exhibir es ésta: se corresponde con la página 3 de la edición del jueves, 11 de noviembre de 1937, de La Vanguardia. En ella, Llamas, corresponsal en Madrid del periódico, da cuenta de una visita de una serie de intelectuales catalanes en Madrid, en una especie de viaje de hermandad en el que grupos folklóricos tocaron la cobla por la calle y organizaron un baile en el Retiro. La crónica del dicho corresponsal os la copio aquí, con las negritas mías en lo que reputo importante para lo que discutimos.


Madrid, 10.—En ocasiones diversas y en tiempos distintos, se han celebrado actos de sincera
confraternidad entre Cataluña y Castilla, entre Madrid y Barcelona, más concretamente. De ellos salieron los esperados frutos que no pueden ser otros, puesto que no existía más que la sombra  de animosidad que divulgaban los que se dedicaban a dar noticias de un falso españolismo, que tuvo líderes tan destacados como Mari Fócela y Royo Vilanova.

Y todavía en plena guerra pretenden los que se llaman nacionalistas, asimismo, correr la especie de que Cataluña está "desconectada" del resto de España.

Lo dicen ellos mismos por mentir y sabiendo que mienten. Pero, por si en la zona leal hubiera todavía dudosos o inocentes, hace poco estuvo en Madrid Companys, recibiendo el afecto de este pueblo sufrido. Y Companys, en llanas palabras, gritó al pueblo de Madrid: «¡Madrileños: Cataluña os ama». En carteles murales y en cada esquina, el transeúnte ha tropezado con esas palabras de afecto de Cataluña.

Luego, ha sido el Gobierno de la República el qué ha recogido el afecto del pueblo catalán, al fijar incidentalrnente su residencia en Barcelona. Mas, si todo esto tuviera poco valor, precisamente por el alto valor oficial de las personas, por eso casi concedemos más importancia a la delegación catalana que actualmente convive con los madrileños. Ha llegado a Madrid una embajada artística, con Jaime Míravitlles a la cabeza. Las danzas regionales han puesto una bella nota de color en el Retiro y en la plaza de Santa Ana, bajo los balcones del Casal de Cataluña.

Esta embajada artística constituye la personificación de la frase del presidente de la Generalidad, que durante varios días ha venido a vivir nuestra vida. No ha sido, pues, una excursión placentera, de recepciones y banquetes. Madrid no puede ofrecer al huésped otra cosa que el espectáculo de su heroísmo y las ruinas de sus muchos edificios. Por la noche, la serenata de las explosiones en los frentes cercanos. Pero Madrid, representado esta mañana por auténticas gentes del pueblo, sorprendido por el concierto de la «cobla» en plenas calles, ha rendido cariñoso homenaje a Cataluña con aplausos y vítores.

Cuando nuestros hermanos emprendan el regreso a su región, se llevarán de Madrid las mejores impresiones. Y en Madrid quedará el eco de las palabras de Companys: «Madrileños:
Cataluña os ama». El eco y el convencimiento.

De este texto, mis conclusiones son las siguientes:
1) La frase de Companys no fue pronunciada en Barcelona. Fue pronunciada en Madrid, quizás en algún mitin que se celebró en la Monumental... pero de Las Ventas.

2) En ese caso, evidentemente el cartel está mal fechado, a menos que Companys se las arreglase, el 14 de marzo, para estar en Barcelona primero y Madrid después. De hecho, las crónicas del acto de Bellas Artes citan que Companys "tuvo que ausentarse" del acto... ¿tal vez para viajar a Madrid? 

3) El cartel fue exhibido en Madrid, no en Barcelona. Debió de ser pegado también la ciudad condal, o tal vez lo adquirió un (evidentemente ya fallecido) coleccionista catalán, de cuyo fondo de armario acabó en los anaqueles del librero que me lo vendió. 

Son, por supuesto, conclusiones provisionales. Seguro que ahora llega Asmodeo y nos demuestra que el 14 de marzo de 1937, a las seis de la tarde, Companys estaba en Diagonal 32, cuarto derecha, tomando café con pastas con tres señores, uno de ellos bizco :-DDDD