viernes, junio 04, 2010

Pistoleros de leyenda: Wyatt Earp

Lamento deciros que, en este post, no podré haceros ningún comentario sobre la pertinencia histórica de la película dedicada a la vida de Wyatt Earp. No la he visto. Por diversas razones que sería prolijo contar aquí, no soporto a Kevin Kostner haciendo de vaquero.

El padre de Wyatt Earp fue un hombre de acción en la frontera entre EEUU y México. De hecho, participó en la guerra contra este país, y por ello, cuando tuvo un hijo, le puso el nombre del comandante de su compañía, capitán Wyatt Berry Strapp.

Wyatt Berry Strapp Earp nació en Monmouth, Illinois, el 19 de marzo de 1848. La familia vivió en Missouri, luego en Iowa y luego en California. Pero cuando Wyatt adquirió su independencia, a los veinte años, regresó a Missouri, donde se empleó en las obras del ferrocarril. Se casó con una mujer que falleció relativamente poco tiempo después, y no sabemos exactamente en qué circunstancias, pero hay algunas noticias de que dicha muerte provocó una pelea entre los cuatro hermanos Earp (Wyatt, James, Morgan y Virgil) con hermanos de la mujer y otras personas, que tal vez provocó el traslado de los Earp a Kansas.

Allí, Earp se dedicó a cazar bisontes, robar caballos y, cada vez más, dejarse llevar por la ludopatía. En 1875 era policía en Wichita, aunque sin acciones de gran importancia, si hacemos abstracción del episodio en el que estuvo a punto de dispararse a sí mismo y matarse por accidente. Acabaron echándolo de la ciudad tras varios cargos por pelearse, motivo por el cual se trasladó a una de las ciudades míticas del salvaje Oeste, Dodge City, donde se colocó de nuevo de policía. En 1878 fue nombrado sheriff adjunto. En 1876 discutió, a causa de una bailarina, con un cow boy llamado Red Sweeney, el cual le dio una mano de hostias.

En 1879, Earp abandonó Dodge City y se juntó con su hermano Virgil, además de casarse por segunda vez con una mujer a la que abandonaría y que, por ello, se dio primero a la prostitución y luego de suicidó. Los hermanos Earp se fueron a Tombstone, donde pronto se les unieron los otros hermanos, Morgan y Warren, además de Doc Holliday, otro pistolero conocido por la leyenda. En 1880 consiguió ser sheriff adjunto de Tombstone. No fue el único hermano que hizo algo parecido, así que al poco tiempo los Earp habían montado un pequeño emporio de sheriffs, que se unía a su pequeño emporio comercial centrado en el saloon Oriental de Tombstone, de su propiedad.

Esta prosperidad basada en conseguir el respeto de la ley chocaba claramente con los intereses de dos familias, los hermanos Clanton y los McLaury, que se dedicaban al robo de ganado. Éste es el enfrentamiento que llega a su clímax en el famoso OK Corral.

El 26 de octubre de 1881, Ike Clayton y Tom McLaury se dejaron caer por Tombstone para comprar provisiones. Ese mismo día, tanto Doc Holliday como Virgil Earp se enfrentaron con Clanton. A la mañana siguiente, Wyatt Earp buscó a Tom McLaury y le conminó a una pelea. McLaury rechazó la oferta, por lo que Earp le abofeteó y luego le golpeó con su revólver.

Poco rato después, Earp vio a otro McLaury, Frank, entrando en una tienda. Cuando estuvo dentro, se acercó a su caballo, que estaba atado a la entrada como estamos acostumbrados a ver en las pelis, y comenzó a desatarlo. Frank, que lo vio, salió y le gritó que no pusiera sus manos encima de su caballo. Earp le contestó que tenía que sacarlo porque estaba situado en un lugar prohibido por las ordenanzas (como se ve, no es la invención del coche la que ha inventado esta forma de dar por culo). McLaury terminó de cabrearse. Ambas bandas se citaron una hora más tarde en el OK Corral.

A pesar de los intentos del sheriff titular, John Behan, por parar aquello, en el OK Corral se encontraron los dos hermanos McLaury, Ike y Billy Clayton, y Billy Clairborne, frente a los tres Earp y Holliday. Da la impresión de que los ladrones de ganado creían ir a una historia de puños. Wyatt Earp dijo algo así como: habéis estado buscando pelea, y aquí la tenéis. Entonces Morgan disparó a Billy Clayton y Wyatt a Frank McLaury, al que acertó en el estómago.

Ike Clanton estaba desarmado. Dio unos pasos rápidos hacia Wyatt, trató de inmovilizarle un brazo, y le imploró que dejase de disparar. Earp le respondió, fríamente, que la pelea había comenzado y que, por lo tanto, escogiese bando o se pirase. Tanto Clayton como Clairborne se refugieron en una tienda cercana, y el tiroteo continuó. Cuando terminó, todos los participantes, salvo Earp, estaban heridos o muertos, especialmente los Clanton y McLaury. En esta foto veis los cadáveres, de izquierda a derecha, de Tom y Frank McLaury, y Billy Clanton.


El asunto, en todo caso, en modo alguno terminó ahí. Virgil y Morgan Earp sufrieron una emboscada después y Wyatt, en represalia, y siendo ya sherriff adjunto federal, comandó una expedición que le costó la vida a dos miembros del clan Clanton.

En 1882, Earp se casó por tercera vez en San Francisco. Luego estuvo en Colorado y en Idaho, realizando diversas actividades, la principal de ellas la especulación minera al calor de la fiebre del oro. De 1886 a 1890, gestionó un saloon en San Francisco. Luego se mudó a San Diego donde comenzó a criar caballos de pura sangre. En 1897 y hasta 1901 participó en la fiebre del oro de Alaska, dirigiendo un saloon en Nome. Durante una visita a San Francisco, en 1900, recibió una paliza de un boxeador al que provocó, Mike Mulqueen.

Más tarde, Earp regentó un nuevo saloon en Tonopah, Nevada, para luego establecerse en Los Angeles. Los últimos años de su vida, antes de morir en 1929, los invirtió en tratar de convencer a alguien en Hollywood para que hiciese una película sobre su vida.


La próxima vez que me asome será para contaros la vida de otro pistolero que es, que yo sepa, el único gran forajido de leyenda del Far West que estuvo una vez España, concretamente en las Islas Canarias. Vaya pregunta de Trivial, ¿eh?