jueves, diciembre 19, 2013

Feliz Navidad

Mañana cierra este chiringo hasta fin de año, porque ese amanuense se va a la playa. A la vuelta, cumpliremos cien posts, seguiremos hablando de Galicia, hablaremos de Libia... varias cosas.

Para estos días de recogimiento, austeridad y reflexión os dejo este artículo escrito para el New York Times por una de las mentes más preclaras de la historiografía universal en general y española en particular. Una auténtica monstrua del conocimiento histórico, perla de las mejores universidades del mundo, autora de algunos de los análisis históricos que, como el de este artículo, trasciende, con mucho, las capacidades de conocimiento del humano medio, y aun de aquél de inteligencia avanzada.

Ladies and gentlemen... ¡¡¡¡Almudena Grandes!!!!

Propongo, tras la lectura de este artículo, que, si bien la Historia del mundo siga midiéndose en AC y DC, antes de Cristo y después de Cristo, la de España la midamos en AAG y DAG, o sea antes y después de Almudena Grandes, colocando en el pivote de nuestro devenir el día, que ella nos tiene que decir cuál fue, en que adquirió conciencia de sus enciclopédicos conocimientos y, en un gesto de generosidad sin par, decidió verterlos al resto del mundo para sacarlo de la oscuridad de la ignorancia.

Solázate, español ignorante, con la visión del Conocimiento. Hay frases en este artículo que brillarán como faros durante muchos siglos; no descartes que las generaciones futuras no la llamen Almudena, sino Heródota. Lo merece. Cómo no lo va a merecer alguien que escribe: "We’d always been poor, even when the kings of Spain were the masters of the world, when the gold of the Americas traveled across the peninsula, leaving behind nothing more than the dust raised by the wagons that transported it to Flanders, to pay the Crown’s debts". O sea: «Nosotros siempre habíamos sido pobres, incluso cuando los reyes de España eran los más poderosos del mundo, cuando el oro de las Américas viajaba por la península, dejando tras de sí nada más que el polvo levantado por los carros que lo transportaban a Flandes, para pagar las deudas de la Corona».

Oh, acendrado conocimiento. Oh, qué pena que lo que viniese de América no fuese oro, sino plata. Y, ya puestos, que la plata que llegaba a Sevilla no viajase a Flandes, sino a Génova y Lisboa, que era donde pacían los banqueros que le prestaban los dineros a la Corona de España. Salvo estos dos pequeños detallitos, la frase es de inmarcesible sabiduría.

Me inclino, me inclino y me inclino, y no me inclino lo suficiente.

Feliz Navidad a todos.

7 comentarios:

  1. No te inclines tanto.
    Oro es sinónimo de riquezas,de dinero;aunque consistan en plata,diamantes o carbón.Y tampoco importan donde habitan los banqueros,sino en donde se gasta
    Y,no se la tuya,pero mi abuela siempre besaba el pan cuando se caia al suelo.Y nunca,jamas, lo ponía bocaabajo.

    ResponderEliminar
  2. Afirmar que lo llegado de América cruzaba físicamente España es exhibir un desconocimiento histórico cavernoso. Así de simple

    ResponderEliminar
  3. obrafina, si hablamos de forma figurada puedo aceptar oro como animal de compañía, pero si intentas describir unos hechos históricos, ni de coña. Eso, por no hablar de que no se puede abstraer la forma de pensar y prioridades de amos y súbditos de siglos pasados al emitir un juicio. Igual hasta cree que se podría haber organizado un estado democrático y social en pleno siglo XVI. Ah, y los egipcios votarían al faraón por sufragio universal directo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin hacerle la ola a la Grandes,me parece que lo que quiere decir es que a lo largo de la historia de España se pueden contar con los dedos de una mano los dirigentes que han procurado mejorar el nivel de vida de sus habitantes.Y que hay una cierta tendencia al atontamiento;no se sabe ni protestar ni vivir sin lo que ahora es prohibitivo.
      Lo que llegaba a Sevilla después de haber cruzado fisicamente el Atlantico ¿como salia de España,por Paypal?

      Eliminar
    2. En los tiempos que relata la Grandes, la PLATA que llegaba a Sevilla.

      a) No siempre era de la corona, sino de capitalistas privados. Cierto es que a veces fue apropiada.

      B) Llegaba ya comprometida porque lo que la Grandes parece desconocer es que los préstamos para financiar la guerra de Flandes (y la Valtelina, y...) se avalaban con RENTAS FUTURAS; fuesen éstas impuestos por cobrar, fuesen llegadas de PLATA americana. La plata, muchas veces, NO CRUZABA España caminó de parte alguna. Se quedaba en manos de sus dueños, quienes la dejaban en el país o la repatriaban, a su conveniencia.


      Hay textos basiquísimos, como la biografía de Elliot del conde-duque, que lo explican muy bien. Me temo que la Almu no los ha leído

      Eliminar
    3. Lo más probable es que la Almu no haya leído nada. Ella tiene la VERDAD y lo demás es ruido.

      Recuerdo hace ya bastantes años (unos 20 más o menos) oírle en una tertulia radiofónica afirmar que Blade Runner estaba basado en un relato de la serie de las Fundaciones de Isaak Asimov (serie en la que, precisamente no salen Robots) en vez de la novela de Philip K. Dick (¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?) Incluso cuando un oyente llamó para corregir el error, ella insistió, erre que erre, que la idea original venía de uno de los relatos de las fundaciones.

      Todo este rollo será absurdo para el que no sea aficionado a la Ciencia-Ficción (el 99% de la población) pero es sintomático de esa mentalidad de los tertulianos que opinan de todo sin saber de nada y, muchas veces, son incapaces de aceptar que nadie les corrija.

      Eliminar