lunes, abril 02, 2007

Los libros de Inasequible

Pues, como era previsible, Inasequible ha leído mi post sobre los libros de Historia recomendados y no ha podido resistir la tentación de escribir el suyo y solicitarme que lo cuelgue de la ventaja para pública notoriedad. Yo lo hago con gusto; hoy lunes tocaba escribir del Alcázar de Toledo, pero es cuestión que bien se puede quedar para dentro de un par de días.

Vayamos, entonces, con las recomendaciones de Ina el cual, fiel a su espíritu por cierto, hace trampa, porque no os habla sólo de libros de Historia de España. Pero ya me desquitaré yo oportunamente.

Vamos allá, pues.

Como lector soy anárquico. Paso de leer Kim de Kypling a leer un libro sobre el FMI y a continuación uno sobre el faraón Ajenatón. Desde luego he leído muchísima menos Historia de España que JdJ y la que he leído lo he hecho de una manera menos sistemática.

Mi lista de libros de Historia de España, que realmente recomendaría, se reduce a tres:

- La Conquista de México, de Hugh Thomas. Está escrita con el mismo cuidado que puso en La Guerra Civil Española. Creo que con eso lo digo todo.

- El Conde-Duque de Olivares, de J.H. Elliott. Prolijo y entretenido. Sólo le critico la estructura, que a veces se hace un poco confusa. Posiblemente la riqueza del tema haya impedido que fuera de otra manera: ¿qué criterio seguir para contar temas tan diversos, pero al mismo tiempo tan interrelacionados como las reformas financieras, la guerra hispano-holandesa, las relaciones con Francia y la crisis de Mantua?

- La Guerra Civil Española, de Hugh Thomas, que hace doblete en mi lista. No he visto ninguna otra Historia de la Guerra Civil que le llegue a la altura. Últimamente, para quedar a la altura de JdJ, he releído partes y he encontrado que se ha quedado un poco anticuada. Cosas que Hugh Thomas decía en los sesenta y eran novedosas, ahora son conocimiento corriente (salvo para Pío Moa) y ya no llaman tanto la atención. No obstante, creo que hay puntos en los que la historiografía ha avanzado y ve las cosas de una manera diferente.

Resulta chocante que los tres libros relacionados con la Historia de España que más me han gustado provengan de la pluma de anglosajones y no de españoles. Tal vez sea que todavía no me haya encontrado a un historiador español capaz a la vez de manejar con rigor las fuentes y escribir de manera amena. Parecería que entre nosotros, cuando más riguroso el libro de Historia, más árido de leer. Por cierto que a Pío Moa se le lee de un tirón, ergo…

Otros libros de Historia que me han gustado, aunque no estén relacionados con la Historia de España, y que recomiendo (los escribo en el idioma en el que los leí, porque no estoy seguro de si están traducidos al español):

- Europe’s last summer, de David Fromkin. Cuenta la sucesión de errores y malentendidos que en el verano de 1914 acabaron llevando a la I Guerra Mundial. Frente a la opinión generalizada de que la Guerra fue casi un accidente provocado por unos planes de movilización muy rígidos, que hicieron que los militares dominaran sobre los diplomáticos, Fromkin defiende que la Guerra, que hubiera podido perfectamente evitarse, fue en buena medida provocada por los generales alemanes, que creían que era ineludible una guerra con Francia y Rusia y pensaban que el equilibrio de fuerzas en 1914 les era más favorable de lo que les sería en unos pocos años.

- The Third Reich in Power de Richard J. Evans [Nota de JdJ: el libro de Evans editado en español es el anterior: La llegada del Tercer Reich: el ascenso de los nazis al poder, en Editorial Península]. Evans no se limita a narrar los acontecimientos políticos de la Alemania nazi anterior a la II Guerra Mundial, sino que analiza lo que implicó el régimen nazi en los campos de la cultura, la economía, las ciencias, las leyes…

- Sowing the wind de John Keay. Es un relato de cómo Gran Bretaña, con un poco de ayuda de Francia, consiguió que Oriente Medio se convirtiera en el berenjenal que es hoy en día. Los ingleses tienen una palabra para describirlo y Keay la utiliza en el subtítulo: The mismanagement of the Middle East 1900-1960. Los españoles tenemos otra palabra más expresiva: “La gran cagada”.

- The Yamato Dinasty, de Sterling y Peggy Seagrave. Es un relato despiadado de la Casa Imperial japonesa y los círculos de palacio desde la Revolución Meiji. Es especialmente interesante la parte referente a la ocupación norteamericana tras la II Guerra Mundial. A diferencia de lo que ocurrió en la Alemania nazi, se recurrió a unos cuantos cabezas de turco, que pagaron el pato de un expansionismo en el que toda la élite, empezando por la familia imperial, había estado de acuerdo.

- A History of Cambodia, de David Chandler. Camboya es uno de mis países favoritos, a pesar de la mala rima que tiene su nombre. Si a eso le sumamos que David Chandler es un gran historiador…

- The Civil War, de Bruce Catton. Es un relato de la Guerra de Secesión norteamericana. Me gustan los libros de guerras, cuando introducen el elemento político y muestran cómo a veces en las guerras los que mandan menos son los generales.